viernes, 14 de noviembre de 2014

POEMA









LAVADORA

Oigo de lejos el zumbido
de la insistente lavadora
como una voz que me gritara:

“Sacude tu apatía, corre
a cobijarte bajo el cielo
recién lavado por la lluvia
que susurró toda la noche.
Sal de la oscuridad, contempla
con la mirada limpia el día.”








(fotografía: Susana Benet)



5 comentarios:

  1. Qué bonito Susana. La lavadora..... no sería tu corazón?

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. En otoño también hay flores. Muy bonito.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Sería más bien el corazón de la lavadora, porque los objetos también palpitan, gruñen y a veces murmuran. Besos

    ResponderEliminar