jueves, 16 de agosto de 2018

HAIKUS SOBRE LA GUERRA







He aquí la noche, tan dulce antaño.
Perforadas por bruscos resplandores,
nos abrazan sombras de muerte.


*

Derribados por la fatiga,
adoptan las posturas
de los cadáveres de la llanura.


 *

Las ráfagas de nuestros cañones
alumbran una ciudad en el horizonte.
Visión fugaz.




A trocitos,
un abanico en torno a él,
su carne esparcida.


 *

Gris acero, gris plomo, gris ceniza,
gris en los corazones resignados:
relevo de las trincheras.


*



(de: Cien visiones de guerra - Julien Vocance - Traducción: Susana Benet - Ed. Renacimiento,  Sevilla 2017)

(fotografía: Victor Jean - cedida por su nieta Catherine Fousnaquer)





lunes, 13 de agosto de 2018

HAIKU








Rompen el gris
monótono del cielo
las malvarrosas.








(fotografía: Susana Benet)



jueves, 9 de agosto de 2018

POEMA







LO INVISIBLE

No está el aire vacío, en él habitan
invisibles presencias.

Entre ellas nos movemos, sin saber
por qué la luz, de pronto, se estremece
mientras dilata el gato su pupila
y tensa el cuerpo hacia un rincón
sumido en la penumbra,
ajeno a nuestra voz que lo interroga,
excitado por algo que tan sólo
percibe su enigmática mirada.




(de: La durmiente - Pre-Textos, 2013)

(acuarela: Gabriel Alonso)


domingo, 5 de agosto de 2018

POEMA de ARTURO TENDERO







AUTOCONJURA

Aquí y ahora es el momento de aprender
qué planta es esa que da las flores blancas
y menudas, qué pájaro el que canta chip chip chip.
Mañana será tarde. No quiero posponer,
como he venido haciendo, el tiempo de aprenderlo
porque corren los años
y mi yo, en el futuro, encontrará
que no lo aprendió todo,
que sigue sin saber,
sin distinguir cuál es la flor y cuál el pájaro
que la vida se escapa sin dejar asideros,
sin haber sostenido ni una humilde certeza.
He llegado a una edad donde las cosas
que no emprendas ahora
ya no las harás nunca.





(de: El otro ser - La Isla de Siltolá, Sevilla 2018)

(acuarela: Susana Benet)


domingo, 29 de julio de 2018

HAIKU










Al asomarme
el árbol abatido
aún me mira.








(fotografía: Susana Benet)


miércoles, 25 de julio de 2018

HAIKUS de FÉLIX ARCE ARAIZ








tendida a lo largo
de un rayo de sol
la gata duerme

 *

suave llovizna,
atravesando el camino
el olor de los cedros

*

nublado en la montaña
aún asusta un poco
la serpiente muerta

*

ni pizca de aire
ovejas apiñadas
a la sombra de una carrasca

*

frente al río
en la mirada de mi hermano
la de mi padre


*




(de: Recogido en el agua - Edit. La Isla de Siltolá, 2018)

(fotografía: Susana Benet)


sábado, 21 de julio de 2018

HAIKU










Palomas blancas
comen pan del anciano.
También la gris.







(fotografía: Susana Benet)





martes, 17 de julio de 2018

HAIKUS de LEÓN MOLINA












Junto a su huerto
el viejo solitario
lía un cigarro.

*

Banco de niebla.
Se escuchan los pájaros
desde otro mundo.

 *

Termina el año.
En el lago se hielan
las telarañas.

*

Entre la gente
mi viejo profesor.
Tan despacito.

 *

Veo su brillo
en la piel de las habas.
Ha vuelto el sol.








(de: Rumor de acequia - Edit. La Isla de Siltolá, 2018)

(acuarela: Susana  Benet)




lunes, 9 de julio de 2018

HAIKUS de VICENTE BARBERÁ ALBALAT










Miro hacia arriba.
En las lejanas nubes
todo es silencio.

*
  
Calor y moscas.
Un campesino avienta
con una pala.

*
  
Desde mi casa,
solo un cerezo en flor
hasta la tuya.

 *

Pasan volando
un grupo de libélulas.
Sigo su sombra.

 *

Cuando era niño
como niño jugaba.
Ahora no sé.






(de: Flor en el agua - Ed. Lastura - 2018)

(acuarela: Susana Benet)





jueves, 5 de julio de 2018

RELATO







ESPEJISMO DE UNA NOCHE DE VERANO

El calor me impide dormir. Me levanto, camino hacia el otro extremo de la casa. Me asomo a la ventana y observo la noche. En los árboles del parque no se mueve una hoja. En el seto central, bajo una acacia, observo una figura tendida sobre un banco. Parece un hombre, tal vez joven. Lleva una camisa blanca y pantalones oscuros. El blanco de la camisa destaca bajo la pálida luz de las farolas. Todo está en silencio, interrumpido por los escasos coches que avanzan por la avenida, arrastrando la luz de sus faros.

Recién comenzado el verano, el bochorno es intenso. Estamos sufriendo una ola de calor, como dicen en las noticias. Tal vez por eso este hombre ha escogido un banco del parque para conciliar el sueño. Tal vez en su casa la temperatura sea insoportable. O, tal vez, se trate de un vagabundo. Pero su camisa es muy blanca, con un blanco de prenda nueva y cuidada. Parece un hombre joven. Me recuerda a otro hombre que hace años también dormía en ese banco algunas noches. Aquel hombre dormía en el mismo lugar, frente a mis ventanas, esperando a que yo le dejase entrar en casa. Yo lo descubría, como acabo de descubrir a este, cuando me asomaba a la calle, desvelada, y lo sorprendía tendido en el mismo lugar. Yo sabía que estaba ebrio y que necesitaba reponerse durmiendo en el jardín antes de llamar a mi puerta. Y esta figura se parece tanto a aquella que me hace dudar de si será el mismo que ha regresado. Aunque sé que es imposible. Aquel hombre está muerto desde hace años. Mientras que este es simplemente un vecino, o tal vez alguien que va de camino hacia otra parte y se detiene a descansar. Es un extraño.

No puedo distinguir su rostro a la luz de la farola, tampoco cuando los faros de los coches lo iluminan unos segundos al avanzar veloces por la avenida. Es un hombre delgado, de baja estatura, tan parecido a aquel. Pero este parece vivo, a pesar de estar completamente inmóvil sobre las láminas de madera, medio oculto por el tronco de una acacia. Veo su cuerpo dividido por el árbol. A un lado la cabeza, los hombros, el pecho. Al otro, las piernas extendidas, una más flexionada sobre la otra.

Por un instante pienso que es el otro quien regresa, que es simplemente un fantasma creado por mi mente en medio de mi desvelo. Y me recreo en la visión. Imagino que el tiempo no ha transcurrido, que se trata de la misma noche, repetida. Que en cuanto vuelva a la cama, oiré sonar el timbre y me levantaré sobresaltada, protestando por esta visita intempestiva en medio de la noche. Pulsaré para abrir el portal y descenderé por la escalera para ayudarle a subir a trompicones hasta el ascensor, mientras él balbucea unas torpes excusas, palabras incoherentes, impregnando el aire con el humo de la colilla que apenas logra sostener entre sus dedos. Y me plantearé seriamente que es la última vez que le abro la puerta. Que estoy harta.

Después lo dejaré echado en el sofá y volveré a mi cama prometiéndome a mí misma que no volveré a abrirle. Sabiendo que, además, en cuanto me despierte y regrese al salón encontraré el sofá vacío y bien alisado, como si nadie se hubiera tendido sobre él. Preguntándome si la visita fue real o fue soñada. Tan solo el olor rancio del tabaco me confirmará que fue cierto, que él estuvo aquí.

Estuvo aquí tantas noches, noches en las que apenas nos dirigimos la palabra. Y ahora, al mirar esa figura anónima, ese cuerpo tendido bajo el árbol, siento que el otro ha regresado, que siempre ha estado ahí, noche tras noche, mientras yo duermo ignorante. Que cada noche, sea invierno o verano, haga calor o hiele, él sigue durmiendo ante mis ventanas, bajo las ramas inclinadas de la acacia. Y me detengo inmóvil, tras los cristales, de pronto confundida, desorientada, mareada por el intenso calor. Esperando a que, en cualquier momento, vuelva a sonar el timbre y descubra, de pronto, que el banco está vacío.

Verano 2017



domingo, 1 de julio de 2018

POEMA de JOSÉ LUIS VIDAL CARRERAS









SI TUVIERA RAÍCES

Si tuviera raíces
en vez de pies,
sería el mundo
quien se acercara a mí.

Por eso no sé más
de lo que sabe un árbol.





(de: CAJA OSCURA - XXXI Premio Internacional de Poesía Antonio Oliver Belmás - Ed. Pre-Textos, 2018)


(fotografía: Susana Benet)



lunes, 25 de junio de 2018

HAIKU









Cálido día.
Lanza su sombra el árbol
a la corriente.










(fotografía: Susana Benet)



jueves, 21 de junio de 2018

HAIKU








Qué largo el día…
Perro y dueño descansan
bajo una acacia. 








(fotografía: Susana Benet)




lunes, 18 de junio de 2018

POEMA de JOSÉ LUIS PARRA (1944-2012)







CANCIÓN DE LOS POBRES QUE NO VERANEAN

Nosotros, los pobres,
no veraneamos.

En ciudades dormitorio
nos achicharramos.

Nosotros, los pobres,
miramos con asombro las mansiones
y piscinas
de políticos y famosos

y así nos refrescamos.

Asomados a las ventanas
de la prensa del corazón,
nosotros, los pobres,
miramos las mansiones y piscinas

descorazonados.

Nosotros, los pobres,
no veraneamos.

Pasando las hojas
nos abanicamos.



(de: La pérdida del reino - Edicions de la guerra & Café Malvarrosa - Valencia 1997)
(fotografía: Susana Benet: Aranjuez 1998)




jueves, 14 de junio de 2018

HAIKU








Silencio, noche.
Solo el roce del lápiz
sobre el papel. 







(fotografía: Susana Benet)



domingo, 10 de junio de 2018

POEMA de BIBIANA COLLADO






SÍNTOMA

¿Recuerdas la higuera?

¿Recuerdas a tu hermana,
las manos pegajosas y heridas,
intentando trepar a la higuera?
¿Recuerdas cómo os reíais?

Yo trato de reconstruir el juego
con el que tanto, dice ella,
nos reíamos
y no lo logro.

No recordar me hace sentir
en falta.

Yo habito sus palabras
sin conseguir reconocerme
en ellas. Incapaz.

Atravesada
por el lenguaje de mi madre.






(de: Certeza del colapso - Premio Complutense de Literatura - 2018)
(imagen: Portada libro)




jueves, 7 de junio de 2018

HAIKU











                   (Escocia)

No es el castillo.
Lo que impresiona es
el rododendro.








(de: Grillos y luna - Edit. La Isla de Siltolá, 2018)
(fotografía : Susana Benet)






martes, 5 de junio de 2018

POEMA de VIRGINIA NAVALÓN






No sé si eres
o no.
Si sientes,
si piensas.
Si eres parte de mí,
si eres yo,
si eres tú.
Si eres vida
o paso previo,
nada,
muerte.



                        


(de: Matrioska - Premio de Poesía UNED María Zambrano Málaga 2017 - Ed. Escila)

(imagen: portada libro)



martes, 29 de mayo de 2018

HAIKU










Plantas marchitas.
¡Alegraos, que el viento
huele a tormenta!








(fotografía: Susana Benet)




viernes, 25 de mayo de 2018

HAIKU








frente al río
en la mirada de mi hermano
la de mi padre

 *

ladera de encinas,
los arroyuelos se unen
en el sendero

 *

río abajo
por los haces de luz
una libélula


a horcajadas
sobre un grueso tocón,
arregla el pescado

*

abriendo la mañana
se junta en el aire
el humo de las ofrendas






(de: El humo de las ofrendas - Félix Arce, Manuel Díez, Mercedes Pérez y Elías Rovira - prólogo de Frutos Soriano - selección de Vicente Haya - UNO Editorial, 2018)

(imagen: portada libro - acuarela de Susana Benet)




martes, 22 de mayo de 2018

HAIKU









En la penumbra,
acariciando el alba,
el primer trino.









(de: Grillos y luna - Edit. La Isla de Siltolá, 2018)

(acuarela: Susana Benet)


viernes, 18 de mayo de 2018

POEMA de HILARIO BARRERO








PARQUE DE LA SEDA

En esos momentos interminables
en que sentado en un banco
de un festivo parque de provincias
con niños, viejos, perros, una fuente,
golondrinas y adelfas juguetonas
esperas que pase el tiempo,
que lamentarás por perdido,
y que llegue la noche,
no sabes si es la felicidad quien te acompaña
o es la soledad quien te limita.
Miras tus zapatos que están llenos de polvo,
sientes hormigas por tus ojos, se hace tarde
y al llegar al hotel duermes solo.






(de: Blending - Edit. Cuadernos de Humo, 2017)

(fotografía: Susana Benet)




martes, 15 de mayo de 2018

HAIKU








Flores cerradas,
abiertas, entreabiertas.
Balcón en mayo.








(fotografía: Susana Benet)





viernes, 11 de mayo de 2018

POEMA de ÁNGEL BONOMINI (1929-1994)






XX

La sabiduría de las piedras,
capaces de volar si las arrojan
o de estar, para siempre,
quietas sobre el planeta
atestiguando el cuidadoso
proceso del tiempo
que las pule con su invisible substancia.



(de: Torres para el silencio y otros poemas - Edit. Pre-Textos, 2015)
(fotografía: Susana Benet)